Pages


TONARI NO KAIBUTSU-KUN



          Shizuku Mizutani es una chica a la que no le interesa nada aparte de sus estudios y sus planes de futuro, mientras Yoshida es el chico que está siempre ausente y al que cuando un día Shizuku le toque llevarle los deberes a su casa, se creerá que ella quiere ser su amiga. Por cosas de la vida, ella descubre que él no es tan malo como le pintan en el instituto y acabará siendo más amable con él… hasta que él decide declararle su amor.




Cuando comencé a leer este manga me di cuenta que era muy diferente a los que he leído sobre institutos y amores. En primer lugar, nos enfrentamos ante una protagonista bastante fría y que a momentos le darías una colleja. No obstante, Shizuku, que así se llama, se salva de ser retirado a "personajes odiados" por su valentía y facilidad de decir lo que piensa. Haru, el protagonista, se ha vuelto uno de mis protagonistas queridos por su personalidad aniñada, dulce e ingenua que tiene. Aunque hay momentos que también te dan ganas de darle otra colleja para que espabile. No obstante acabas cogiéndole cariño y compadecerle frente a la actitud que tiene de vez en cuando Shizuku con él.


Otro personaje que también le he cogido estima es el de Natsume, la amiga de la protagonista. Se trata de una chica alegre, preocupada por los amigos y dulce. Lo contrario a Shizuku. A veces he deseado que ella acabe con Haru pero, ¿qué le vamos a hacer? Yo no decido el guión.

Cabe destacar que no he terminado la serie entera pero no podía esperar a acabarla para poder hablar de ella. Aún no he desentrañado las subtramas que comienzan a abrirse. Puede que quizás me decepcione el final pero estoy casi segura de que no será así. Es una serie divertida, tiene romance, sentimentalismo, desengaños y amistad. La personalidad de todos los personajes está muy bien cuidada ¿Qué más se puede pedir? Sin duda es un manga que recomiendo a todo aquel que le gusten las historias de amor con un toque fresco y divertido. 



0 comentarios:

Publicar un comentario